ACAPULCO, Gro., 29 de noviembre de 2015.- “Tengo claro que no fueron policías municipales, que fueron policías de otra corporación pero sin embargo estaremos hoy mismo revisando esta situación”, afirmó el presidente municipal de Acapulco Evodio Velázquez Aguirre sobre la escaramuza que se presentó ayer entre rechazados de la Unidad Académica de Medicina de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) y agentes municipales durante la cabalgata organizada por esta casa de estudios según consta en fotografías y videos de Quadratín Guerrero.
El mandatario argumentó que este asunto sólo fue una protesta y aseguró que el evento se llevó a cabo de “la mejor manera” y con saldo blanco.
“Creo que hoy no hay que lamentarnos de algo que no pasó”, manifestó.
Por su parte, el secretario de Seguridad Pública municipal Francisco Sandoval Vázquez también negó que fueran policías municipales los que participaron en el zafarrancho.
“¿El jaloneo con los estudiantes no fueron policías municipales?” se preguntó.
Sandoval Vázquez respondió: “No”, aunque dijo no tener reporte de la corporación que participó en los empujones con los rechazados de la Uagro.
Pese a la inconformidad que se suscitó y fue evidente en redes sociales por parte de los ciudadanos, el presidente municipal adelantó que podría haber una cuarta cabalgata, pues aseguró que atrae un turismo que genera una derrama económica al puerto, aunque afirmó que se hablará con los organizadores del evento para que se lleve a cabo en otra zona, pues reconoció que en la avenida Costera ya no se puede seguir haciendo.
A pesar a las quejas de ciudadanos sobre la basura y desechos de los caballos durante la cabalgata, Evodio Velázquez aseguró que éstos se limpiaron inmediatamente.
“Yo no creo que haya sido ni tardío ni tampoco inoperante (el operativo), al contrario”, declaró.
De los hechos de violencia que se dieron en la comunidad de Tres Palos la noche de este sábado y que dejaron un saldo de tres muertos, el alcalde lamentó la situación y argumentó que los hechos se dieron en “un poblado lejano a la zona urbana”, en un horario no factible y en una situación “compleja”.
Ante los altos índices de violencia, Velázquez Aguirre dijo que sería irresponsable de su parte pensar que se va a cambiar la situación de la noche a la mañana pero insistió en que ésta ha disminuido.