CHILPANCINGO, Gro., 15 de enero de 2015.- Para Vidulfo Rosales, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, el gobierno federal se niega a investigar la posible participación de elementos del Ejército, en los hechos ocurridos el 26 de septiembre en Ayotzinapa; esto, a pesar de que existen por lo menos 10 testimonios ministeriales.

De acuerdo a una nota de aristeguinoticias.com, Rosales declaró que el gobierno federal está reticente a abrir una nueva línea de investigación en el caso Iguala que involucre al Ejército. “Ellos dicen que son insuficientes los datos que hay para abrirla, ahí hay desacuerdo y poco avance. Nosotros vemos que hay reticencias a esa línea de investigación”, expuso el también abogado de los familiares de los normalistas.

Luego de sostener una reunión con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, Rosales reveló que hay más de 10 testimonios ministeriales que acusan al Ejército de colaborar con los Guerreros Unidos.

El abogado dijo que, según lo expresado en la reunión, tampoco hay elementos suficientes para fincar alguna responsabilidad al ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, ni al ex procurador estatal, Iñaky Blanco.

Más información en aristeguinoticias.com