CHILPANCINGO, Gro., 27 de enero del 2015.- Luego de las declaraciones del titular de la Procuraduría General de la República, Jesús Murillo Karam, el movimiento magisterial en Guerrero, advirtió que no aceptan la versión ofrecida por el procurador y no permitirán que las autoridades den “carpetazo” al tema de Ayotzinapa, tal como lo habían señalado previo a la rueda de prensa ofrecida por la PGR.

Manuel Salvador Rosas Zúñiga, integrante del comité político de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), aseguró que las declaraciones hechas durante la tarde de este lunes por parte de la PGR, tratan de sepultar el tema y el descontento social por la desaparición de los normalistas.

Los papás de los estudiantes, están seguros de que sus hijos se encuentran con vida y los estudios de los forenses argentinos abundan en la teoría de los padres y desmienten a la PGR que insiste en que los muchachos fueron tirados al río San Juan”, manifestó el líder de la CETEG.

Asimismo, condenó que la pretensión de las autoridades federales que quieren sepultar el intento de manifestación ante la clara evidencia de vínculos y nepotismo que han arrojado temas como el de Tlatlaya y recientemente Ayotzinapa.

Nosotros vamos a seguir  impulsando la exigencia de los padres de familia y más por el hecho de que la PGR quiere imponer su versión sin ninguna prueba científica y basándose en las declaraciones de algunos criminales”, señaló Rosas Zúñiga.

Por su parte, Walter Emanuel Añorve Rodríguez, dirigente del magisterio en el puerto de Acapulco, manifestó que la conferencia de la PGR, es una respuesta de la federación ante la gran cantidad de manifestantes que aglutinó la marcha del pasado 26 de enero cuando se cumplieron tres meses de la desaparición de los 43 estudiantes.

A 4 meses, demostramos que quizá estamos cansados pero seguimos de pie y continuaremos con la exigencia de los padres de familia”, sentenció.

Cabe resaltar que las próximas actividades por parte de las organizaciones en apoyo a Ayotzinapa, se realizarían del 2 al 5 de febrero, no obstante por las declaraciones federales, se reunirán para fijar que tipo de actividades realizar para exigir que no se detenga la búsqueda en vida de los normalistas.

Finalmente anunciaron la instalación de un Congreso Constituyente Nacional a principios de febrero en el cual se plantearán actividades, revisión de leyes y la construcción de una nueva patria ante lo que consideran un “México fallido” por culpa de los políticos.