TIXTLA, Gro., 07 de noviembre de 2014.- Luego de que el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informara que es probable que los 43 normalistas desaparecidos, los pasados 26 y 27 de septiembre en el municipio de Iguala, hayan sido calcinados en Cocula, los padres de familia de los estudiantes afirmaron que no aceptan dicha versión.

En una conferencia de prensa, celebrada en las instalaciones de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, en Ayotzinapa, los padres de familia afirmaron que los únicos resultados que ellos darán por ciertos, serán aquellos que arrojen los trabajos realizados por el equipo de antropología forense de Argentina.

Insistieron en que en tanto no haya un sustento científico que resuelva lo contrario, ellos no se cansarán de buscar a sus hijos con vida, toda vez que hasta el momento, las autoridades mexicanas sólo han presentado hipótesis, líneas de investigación y testimonios de varias personas que, para ellos, no concluyen absolutamente nada.

Por su parte, Vidulfo Rosales, de la organización de Derechos Humanos Tlchinollan, y representante de los padres de familia de los normalistas, planteó algunas peticiones hacia las autoridades, “para que haya verdad plena de estos hechos”:

  • Que se garantice la participación de los peritos argentinos para que sigan realizando su trabajo, ya que si no hay resultados avalados por ellos, no serán aceptados ni concluyentes.

  • Que el gobierno federal firme el convenio correspondiente para que los expertos de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos ((CIDH) vengan a nuestro país a prestar asistencia técnica a las autoridades mexicanas, luego de que dicha comisión ha aceptado enviar a los especialistas, siempre y cuando México firme el documento antes mencionado.

  • Que no haya obstáculos para que la representación legal de los familiares de los desaparecidos pueda seguir realizando su trabajo, revisando expedientes y aportando elementos de prueba.

  • Que se redoblen esfuerzos para buscar con vida a los estudiantes desaparecidos.