TIXTLA, Gro., 29 de julio de 2014.- El director de Seguridad Pública de Tixtla, Rubén Reyes Zepeda, aseguró que el impulso a la Policía Estatal Rural (PER) en dicho municipio no es para contrarrestar el avance y acciones de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).

Sostuvo que el municipio ha impulsado la creación de la PER para fortalecer la seguridad en las comunidades.

El funcionario puntualizó que otros poblados, como a El Potrero y La Estacada, ya manifestaron su deseo de integrarse a la Policía Rural.

También se le cuestionó sobre posibles afectaciones en los pueblos vecinos a Chilapa, por la violencia que se vive en dicho municipio vecino.

El jefe policiaco indicó que hasta el momento no hay ningún repunte delictivo ni de violencia en Tixtla, que demuestren algún “efecto rebote” de lo que ocurre en Chilapa.

Sin embargo, la situación geográfica de El Durazno, que comunica a Tixtla con Chilapa y Quechultenango, vuelve vulnerable a este poblado ante la posibilidad de convertirse en un puente de comunicación de delincuentes.