CHILPANCINGO, Gro., 15 de junio de 2015.- El gobernador electo de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, aseguró que él no va a convulsionar el estado, como hicieron los gobiernos perredistas que le precedieron.

Este sábado, el candidato del PRI-PVEM recibió la constancia de mayoría y validez por parte del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), que lo acredita como gobernador electo de Guerrero, así como la constancia de elegibilidad por haber obtenido la mayoría de la votación en los comicios del 7 de junio.

Al término del evento, ofreció una conferencia de prensa en la que informó que como gobernador trabajará en un proceso profundo de reconciliación social.

Aseguró que los padres de los 43 normalistas desaparecidos, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), el Movimiento Popular Guerrerense (MPG) y demás movimientos sociales tienen su consideración, respeto y absoluta solidaridad.

Incluso se dijo dispuesto a colaborar para lograr la libertad de Nestora Salgado García, comandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, actualmente presa por la presunta comisión del delito de secuestro.

Astudillo Flores pidió serenidad y prudencia a los ciudadanos y actores políticos, para comenzar a construir una ruta de trabajo en la que se dé prioridad a las regiones más pobres, a la gobernabilidad y a la paz.

Por el momento, el gobernador electo se negó a informar sobre los personajes que integrarán su gabinete de transición.

Dijo que esperará con prudencia los momentos correctos que permita la ley y la normatividad política para armar y anunciar su gabinete.

Respecto a los señalamientos que se han hecho en su contra, sobre presuntos vínculos con la delincuencia organizada, aseguró que son falsos.

“Es normal que yo llegue con señalamientos, porque normalmente los hacen quienes no ganan y estoy consciente de eso, no tengo de qué avergonzarme ni de qué arrepentirme, mi vida ha sido pública”, expresó.

Informó que en los próximos días se reunirá con el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, para solicitarle que apoye al estado de Guerrero.

“Así como invirtió fuertemente cuando las catástrofes de las tormentas Ingrid y Manuel, hay que invertirle en lo humano, en la gente pobre”, refirió el gobernador electo.

Posteriormente a la conferencia, Astudillo Flores salió de las instalaciones del IEPC para mostrar a sus seguidores la constancia de mayoría que recibió y lo acredita como gobernador electoral.

El priísta subió a una tarima y emitió un mensaje de triunfo, en el que aseguró que su gobierno será diferente a los dos del PRD que le precedieron.

“Nosotros no seremos quienes convulsionaremos el estado, actuaremos con responsabilidad”, expresó.

Astudillo Flores recordó que hace 10 años perdió las elecciones a gobernador ante el candidato del PRD, Zeferino Torreblanca Galindo.

“Le doy las gracias a Dios que me permitió vivir la adversidad como ser humano y hoy me permite vivir el momento del triunfo con todos ustedes. Se ganó en las urnas legítimamente y es un triunfo para todos los guerrerenses”, expresó.

Reconoció que gobernará un estado plural, en el que existen marcadas diferencias políticas, pero dijo que sabrá escuchar todas las voces y respetará a todos los candidatos y partidos políticos que compitieron.

“Convocamos a las diferentes fuerzas políticas a que tengan claro que somos iguales y los respetamos y valoramos, no tenemos ninguna diferencia con nadie, a partir de hoy nos vamos a preparar para gobernar Guerrero”, refrendó.