CHILPANCINGO, Gro., 30 de enero de 2016.- El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno calificó de “inconveniente” que empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo se armen porque serían un blanco en el sentido que “los ciudadanos no saben de uso de armas, mientras que la delincuencia sí”.

Consultado sobre que empresarios desean portar armas en sus negocios para defenderse de la inseguridad en Chilpancingo, Navarrete Magdaleno reconoció que “es un intento de  la población en su desesperación por la violencia”.

No obstante, manifestó que la sociedad es quién debe recibir seguridad y no propiciarla. “Los ciudadanos deben organizarse pero con denuncias, no salir de noche. Pero no armarse, pone en desventaja contra la delincuencia”, insistió.

Sobre la presencia militar en Chilapa indicó que la Coddehum estará en permanentemente vigilancia ante el riesgo de que pudieran darse casos de violación a los derechos humanos en contra de la ciudadanía por parte de las fuerzas policíacas al realizar su trabajo.

Indicó que ante la intervención de las fuerzas federales, del Ejército Mexicano y hasta de la Marina que han llegado al puerto de Acapulco, a la Tierra Caliente y ahora a la zona de la Montaña baja, existe el riesgo de que de un momento a otro se pudieran presentar algunas quejas o denuncias  por violación a los derechos humanos.

“Nos queda muy claro que la sociedad pide seguridad y también pide que regrese la paz a sus comunidades y ciudades, y podemos entender que estas acciones que toma el Gobierno del Estado, en el sentido de enviar elementos de las fuerzas federales que van con esa finalidad, cosa que compartimos, pero pedimos a estas instituciones que hagan su trabajo, pero sin violentar los derechos humanos de la gente”, señaló

Navarrete Magdaleno aseguró que en enero, la Coddehum no recibió ninguna queja en contra de ningún agente del Ejército Mexicano ni de autoridades federales.

Agregó que en 2015, la Coddehum registró un total de 113 quejas durante todo el año en contra de agentes federales, de la Policía Federal Preventiva, Gendarmería, Secretaría de Marina y Sedena.