ACAPULCO, Gro., 25 de mayo de 2014.- Desde muy temprano, se estacionaron alrededor del Centro Internacional Acapulco, camiones urbanos con cientos de personas que acudieron a saludar y escuchar el informe del Senador Armando Ríos Piter.

 

Pero no todos pudieron acercarse, don Salvador Zacarías Flores, un hombre mayor en silla de ruedas, preguntaba a todos los que pasaban por el lugar en donde lo acomodaron, si podría saludar a Ríos Piter, nadie le hacía caso, cada uno estaba en lo suyo, dijo que venía de la colonia 19 de Noviembre y que pertenece al Consejo Consultivo Popular de Organizaciones y Colonias de Acapulco.

 

Quería plantearle al senador el proyecto político para apoyar a los marginados y minusválidos del municipio.

Al finalizar el evento, sobraron tortas y bolsitas de agua, por lo que algunos más abusados que otros, hicieron sus costales de plástico, los llenaron con la comida y se los llevaron a sus casas, mientras que algunos se quejaron que no les habían dado de comer y llegaron desde muy temprano al lugar.

 

Mientras que otros, por única vez en su vida asumieron el papel de guaruras y evitaron el paso no sólo de los medios de comunicación, sino a cualquier persona que quisiera pasar por la parte trasera del templete.