IGUALA, Gro., 31 de enero de 2014.- El diputado Héctor Astudillo Flores manifestó que no es un hecho aislado el atentado en contra del líder de los comerciantes, Pioquinto Damián Huato, como lo minimizara  líder nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva.

“Es una concatenación de una serie de hechos, que lamentablemente terminaron en esta etapa con el asesinato de Laura Rosas Brito, por lo que ameritan que la federación le ponga mucho más interés al caso de Chilpancingo”.

Advirtió que las autodefensas o Policías Comunitarias irán avanzando en medida de que el gobierno no garantice la seguridad de su gente, porque dijo que los grupos de autodefensa no son más que el resultado de la necesidad de la gente de cómo defenderse por cuenta propia de la inseguridad, y advirtió que el estado, en la medida que no responda al llamado urgente de la sociedad de tener mejor seguridad pública, las autodefensas y Policías Comunitarias van ir en crecimiento.

Pidió que lo que se ha ofrecido de parte del gobierno federal de reforzar la seguridad en Guerrero y en Chilpancingo se cumpla sin ninguna limitación.

Astudillo Flores planteó al gobierno del estado la urgente necesidad de dialogar con la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), “lo cual es un asunto que no se puede seguir soslayando ni pensar que es algo que se va a acomodar automáticamente”, advirtió.

Dijo que no se tiene que permitir “por omisión” del gobierno la proliferación de estos grupos comunitarios de los cuales, dijo, se entiende su justificación, aunque tienen algunos impedimentos legales.

Consideró que el estado y los municipios también tienen que coadyuvar en atacar el problema del crimen organizado, aunque reconoció que la mayor responsabilidad es de la federación.