ACAPULCO, Gro., 31 de julio de 2015.- El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, aseguró que no se tienen cifras certeras sobre la trata de personas en el estado, pero reconoció que ese problema afecta a los barrios y colonias populares, principalmente.

En entrevista posterior a su asistencia al arranque de la campaña Corazón Azul, el mandatario estatal reconoció que existen cifras dispersas en la Fiscalía General del Estado (FGE), en el INEGI y hasta en la misma Procuraduría General de la República (PGR).

Adjudicó a la falta de cultura de la denuncia que este problema no sea visto desde la gravedad que representa.

Por otra parte, lamentó que pese al operativo de seguridad por el periodo vacacional de verano, continúe la ola de violencia y que se registren hechos como el de este jueves, día en que fue asesinado el comandante de la Policía Ministerial en Chilpancingo, David Urquizo Molina, y cuyo hecho calificó de lamentable.