MÉXICO, DF. 11 de diciembre de 2014.- Según publica Milenio, el presidente del Senado de la República, Miguel Barbosa, puntualizó que las condiciones para que se realicen los comicios de 2015 en el estado de Guerrero son inexistentes a causa de la violencia generada por los grupos de la delincuencia organizada y las manifestaciones sociales que demandan la pronta aparición de los 42 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

 

“No hay condiciones, desde mi punto de vista. Yo no veo que haya condiciones para poder generar una participación libre y democrática. Hay que limpiar mucho de lo que hay en Guerrero para poder establecer un procedimiento de donde emerjan autoridades legítimas”, dijo Barbosa en entrevista radiofónica con Adela Micha para Grupo Imagen.

 

“Se está trabajando, pero todos los días vemos condiciones de violencia, condiciones de protesta social, algunas pacíficas, otras no, y creo yo que impiden un ejercicio democrático como el que tiene que ser un proceso electoral”, subrayó el legislador perredistas, esto luego de que padres de los normalistas desaparecidos se reunieran con miembros del pleno el pasado martes, ello para solicitar la resolución de cuatro puntos:

 

*** La desaparición de poderes en el estado de Guerrero para ser sustituidos por un consejo ciudadano. En este momento, por lo menos 17 alcaldías son retenidas por policías comunitarios, maestros indignados y normalistas, quienes perfilan instituir su propia forma de gobierno con base a usos y costumbres.

 

*** Cancelación de las elecciones de 2015 en esa entidad, ante lo que miembros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) se han procurado a clausurar simbólicamente o vandalizar las instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE) o el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) en Chilpancingo en más de una ocasión.

 

*** Que la Procuraduría General de la República (PGR) abra nuevas líneas de investigación que incluyan al Ejército y al gobierno del estado como presuntos implicados dentro de la masacre de Iguala, aunque para ello sería necesario atraer la participación del exgobernador Ángel Águirre Rivero, quien dimitió al cargo desde el pasado 24 de octubre y se encuentra desaparecido.

 

*** Se exhorta a que el Estado mexicano autorice al Comité de Desapariciones forzadas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a intervenir no sólo en el caso Iguala, sino en los 9 mil 162 plagios ocurridos en toda la República Mexicana desde que Enrique Peña Nieto subió al poder y en la identificación del sinnúmero de cuerpos hallados en las 37 rarcofosas de la región guerrerernse.

 

Sobre la petición, el senador Barbosa dijo que turnó a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) el pliego petitorio de los padres de los desaparecidos, mismo que habrá de analizarse “antes de que termine este periodo ordinario”, es decir, el lunes 15 de diciembre.

 

Leer más en Milenio