TAXCO, Gro., 24 de marzo de 2016.- Hablar  de Semana Santa en Guerrero, es  imposible  no referirse  al municipio de  de Taxco, lugar situado en la región Norte del estado.

Los habitantes de Taxco poseen un  arraigo por la religión católica mayor a la de otros municipios. Aquí, la fiesta de la Semana Santa (días para recordar la muerte de Jesucristo, personaje de la Iglesia Católica en el mundo) tiene una celebración pagana-religiosa.

En este lugar marcado por la arquitectura colonial, se conserva una de las tradiciones más místicas, cuyo objetivo, según las congregaciones religiosas, es generar conciencias sobre la crucifixión de Jesús hace  más  de dos mil años, en el Monte del Calvario, en el Medio Oriente.

La noche de este jueves, considerado Santo. Cientos de habitantes realizan la procesión de los Cristos, son más 50 imágenes de la crucifixión que salen de las capillas de  barrios y colonias y se concentran en el Santuario de la Santa Veracruz.

A las 11 de la noche para recorrer calles como  Reforma, la Garita, el Ex Convento, el Zócalo, la Santísima hasta llegar a la Veracruz.

En este recorrido que dura aproximadamente cuatro horas, es acompañado de penitentes y devotos católicos.

 De ellos destacan las ánimas del purgatorio y los encruzados; personas que se cubren en rostro con una túnica negra, amarrados de la cintura con lazo negro y, portan un capirote así como un crucifico en mano.

Estos penitentes camina descalzos y con los tobillos atados con cadenas que arrastran por el suelo.

Otros, los encruzados, cargan pesados rollos de espinas de Zarzamora. Las ánimas se flagelan (golpean) la espalda con cordones adornados con alfileres hasta desangrarse la piel. De esta forma es como se recuerda a Jesucristo, que según la Iglesia católica vino a salvar al mundo.