CHILPANCINGO, Gro., 10 de julio de 2014.- Con la liberación de recursos superiores a los 370 millones de pesos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), los trabajos de rehabilitación integral de los sistemas de captación de agua potable podrán ser concluidos para garantizar el abasto y solucionar esa problemática, señaló el alcalde Mario Moreno Arcos.

El munícipe dijo que el gobernador Ángel Aguirre Rivero y el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, ya acordaron la liberación y con ello se podrá continuar, tanto con la rehabilitación mencionada, como con la reposición de tuberías añejas que son obsoletas y con la contingencia del año pasado también colapsaron.

Moreno Arcos mencionó que los trabajos tanto en Acahuizotla, como en Omiltemi y Mochitlán, que son las principales fuentes de captación del líquido ya casi están terminados, lo que permitirá en el corto plazo normalizar el abasto a amplios sectores urbanos que están enfrentando escasez desde hace tiempo.

Puntualizó además que los recursos para esas obras hidráulicas serán ejercidos directamente por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), organismo que está a cargo de los proyectos en los que se avanza de manera sustancial, por lo que se estima que en máximo tres meses llegue a Chilpancingo el 50 o 100 por ciento más de agua de la que actualmente llega.

Respecto a la reparación de las líneas de conducción de los sistemas de agua que surten a la ciudad, el alcalde comentó que a pesar de que en el de Acahuizotla “se han tenido algunos problemitas”, pero ya está prácticamente concluido. Señaló que las empresas que están ejecutando la obra ya están terminando y sólo falta que se coloque un pequeño tramo de tubería, para que se puedan meter a Chilpancingo entre 150 y 200 litros de agua por segundo más.

En lo que corresponde a Omiltemi, comentó, en estos días se concluye la segunda línea de conducción que quedó bloqueada después de la contingencia de septiembre del año pasado para estar en condiciones de meter 160 litros de agua por segundo, mientras que en el sistema de Mochitlán se trabaja en la rehabilitación de dos pozos.