MÉXICO, DF, 24 de marzo de 2015.- Luego de que el Instituto Nacional Electoral insaculara a tres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, para que participaren en el proceso electoral, como funcionarios de casilla, el consejero Marco Baños ofreció disculpas a las madres de los estudiantes, y señaló que nunca fue intención del Instituto generar más dolor en las familias.

Reiteramos que somos muy respetuosos del dolor, de la tristeza que generó la muy lamentable desaparición de estos jóvenes. Cuando nosotros hacemos la insaculación no hacemos una revisión previa de quiénes son las personas que están en esa lista de posibles funcionarios de mesa directiva de casilla (…) Somos muy respetuosos del dolor de ellos, y por supuesto que hemos compartido la pena y la indignación por su desaparición,” reiteró Baños Martínez, publica Excélsior.

Los visitadores electorales acudieron a los domicilios de Adán Abraján De la Cruz, Rafael López Patalzin y un tercer insaculado más, estudiantes desaparecidos el pasado 26 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero.

Con información de Excélsior