ACAPULCO, Gro., 24 de febrero de 2015.- El delegado de la Secretaría de Gobernación (Segob) en Guerrero, Erick Castro Ibarra, puntualizó que nunca se dio una orden de desalojo sino que fue “una respuesta a la agresión de los maestros hacia la policía”.

 

En entrevista exclusiva con Quadratín Guerrero, manifestó que agotaron todas las posibilidades de diálogo y reiteraron su entera y permanente disposición al mismo, pese a que ya se cumplió con el pago de sus salarios, de los cuáles sólo falta que Hacienda haga el proceso de conciliación en nómina.

 

Asimismo, confirmó que gracias al operativo que implementó la Policía Federal se ha logrado que no haya cancelaciones en los vuelos dentro del Aeropuerto Internacional de Acapulco, aunque reconoció que si hubo algunas demoras.

 

Con información de Uriel Sánchez