OAXACA, Oax., 9 de septiembre de 2014.- Oaxaca y Guerrero están entre los 10 estados del país que más migrantes expulsa cada año, según datos del libro Testimonios de mujeres indígenas en contextos migratorios: liderazgos e identidades colectivas y de género.

Pese a sus diferencias en la dinámica migratoria, estas entidades coinciden en que el número de mujeres migrantes ha sido constante y creciente, ya que para 2010 el volumen de mujeres migrantes fue de 3 mil 682 en Chiapas, 11 mil 938 en Guerrero, y 12 mil 938 en Oaxaca.

Además, estas entidades presentan un mayor porcentaje de población indígena, ya que 34 por ciento, 27 por ciento y 15 por ciento de la población son indígenas en Chiapas, Oaxaca y Guerrero, respectivamente.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer Indígena se presentó el libro Testimonios de mujeres indígenas en contextos migratorios: liderazgos e identidades colectivas y de género, en el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir en la capital oaxaqueña.

Según lo publicado en el portal Periodismo de Paz, Martha Sánchez Néstor, coordinadora del libro, observó que las mujeres emigran para estudiar, trabajar o acompañar a sus familiares; sin embargo, en los trayectos experimentan abusos que las “transgreden”, y las llevan a cuestionarse cuáles son sus derechos y defenderlos para el desarrollo de las personas que las rodean.

Los testimonios del libro son de las chiapanecas Cielo Gómez, voluntaria que presta apoyo a migrantes discriminados en el Consulado Mexicano en Estados Unidos y fundadora de la organización Casa Chiapas Tampa, y Ofelia Pérez Ruiz, partera y promotora de derechos sexuales y reproductivos en San Cristóbal de las Casas.

También participaron las guerrerenses Erika Candia Juárez, abogada contra la violencia hacia las mujeres e integrante de la Red Mujeres Jóvenes Indígenas y Afromexicanas, y Juana Domínguez Flores, defensora de los derechos de los pueblos originarios e integrante del Consejo de Jornaleros Agrícolas.

Se incluyó a las oaxaqueñas Genoveva Díaz Altamirano, coordinadora regional de la mixteca dentro del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, y Lorena Gutiérrez Gómez, defensora de los derechos de las trabajadoras del hogar en la Ciudad de México.