CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo de 2016.- El presidente Barack Obama inició este lunes su visita de Estado a Cuba depositando una ofrenda floral en el monumento de José Martí, el héroe nacional cubano cuyas efigies son parte del paisaje urbano de La Habana.

Bajo un cielo gris y fuertes ventiscas, Obama llegó con su comitiva sin la compañía de su familia y recorrió las instalaciones del museo en lo que los cubanos han visto como una señal de respeto por la historia cubana, con información de Notimex publicó Quadratín México.

Después de la ceremonia, el presidente estadunidense se dirigió a pie al Palacio Revolucionario, subió las escalerillas con alfombra roja y fue recibido por el presidente Raúl Castro.

Acompañados de una traductora se dieron la mano y posaron para las cámaras. Obama y Castro celebran después una reunión a puertas cerradas en el Palacio Revolucionario para examinar los temas pendientes en el proceso de normalización de relaciones entre los dos países.

La nota aquí.