ACAPULCO, Gro., 5 de agosto de 2014.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) solicitó y obtuvo de distintos Jueces de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial de Tabares, los autos de formal prisión en contra de Emilio Hernández Solís y Julio Ventura Asencio, como probables responsables, el primero por los delitos de lesiones y lesiones agravadas, en tanto que para el segundo, por el delito de lesiones agravadas, en agravio de integrantes de la familia Bailón Dorantes.

La PGJE, a través del Ministerio Público adscrito a los Tribunales, fue notificada de los autos de formal prisión dictados en contra de los inculpados, que se encuentran internados en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Las Cruces, a disposición de los jueces penales respectivos.

Según un comunicado de la PGJE, las autoridades encargadas de la impartición de justicia han dictado distintos autos de formal prisión contra integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (CECOP), entre ellos a Marco Antonio Suástegui Muñoz, por los delitos de despojo, lesiones, robo calificado y lesiones agravadas, así como para José Palma Tórnez, Julio Ventura Asencio y Emilio Hernández Solís por el delito de lesiones graves y para este último también por lesiones simples.

No se omite mencionar que contrario a lo que se ha difundido en distintos medios, en su oportunidad se hizo del conocimiento de la opinión pública que con fecha 5 de abril de 2014, la PGJE inició las investigaciones correspondientes con motivo de los hechos acontecidos la tarde del 4 del mismo mes y año en la localidad de Parotillas, municipio de Acapulco, en la que Carlos Bailón Hernández, así como Domingo, Gabriel, José y Pedro, todos de apellidos Bailón Dorantes, agredieron con armas de fuego a integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP), al haberse suscitado un enfrentamiento entre ambas partes, culminando con el sometimiento y detención de los miembros de la familia Bailón Dorantes, para posteriormente ser puestos a disposición del Ministerio Público por parte de elementos de la Policía Ministerial.

En tal tesitura, una vez que la Representación Social contó con los elementos de prueba necesarios para acreditar el cuerpo del delito y la probable responsabilidad de los cinco integrantes de la familia Bailón Dorantes, con fecha 7 de abril de 2014, ejerció acción penal en su contra, por los delitos de homicidio en grado de tentativa y daños, ilícitos cometidos en agravio de Lorenzo Ángel Lázaro y Nemesio Valeriano Moreno, siendo internados en el Centro de Reinserción Social de las Cruces, a disposición de un Juez de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial de Tabares, quien en fecha 12 de abril de 2014 dictó la formal prisión a Domingo, Gabriel, José y Pedro, todos de apellidos Bailón Dorantes, por los delitos de lesiones y daños, el primero en agravio de Lorenzo Ángel Lázaro y Nemesio Valeriano Moreno, en tanto que el segundo en agravio de Nemesio Valeriano Moreno, argumentando que los referidos inculpados no tuvieron la intensión de privar de la vida a los agraviados, razón por lo que el órgano jurisdiccional reclasificó el delito de tentativa de homicidio a lesiones y éstos obtuvieron el beneficio de la libertad provisional bajo caución.

En idéntica fecha, el Juez de la causa decretó auto de libertad por falta de elementos para procesar a favor de Carlos Bailón Hernández.