WASHIGNTON, Estados Unidos. 30 de enero de 2015.- Este viernes, el escándalo estalló en Venezuela se multiplica, ello luego de que el ex Jefe de Seguridad de Hugo Chávez, el capitán Leamsy Salazar, asegurara ante autoridades norteamericanas que el deceso del mandatario bolivariano no se produjo el 5 de marzo de 2013 como se informó oficialmente, sino dos meses antes.

 

Según recoge el periódico El Día, el capitán Salazar (protagonista en la imagen) reveló que Chávez habría fallecido el 30 diciembre de 2012 en punto de las 19:32 horas, lo que supondría una verdadera bomba política para la política de Caracas, puesto que, entre enero y febrero de 2013 se firmaron decenas de decretos a nombre de Chávez.

 

Hugo Chávez era oficialmente el presidente del país sudamericano, de manera que “los encargados de esa supuesta manipulación pública se habrían beneficiado política y económicamente con la firma de los mandatos supuestamente válidos del militar”, publica El Día en su edición impresa al apunta que los arquitectos de esta trama serían Nicolás Maduro (actual presidente de Venezuela) y Diosdado Cabello (segundo hombre fuerte del chavismo y presidente del parlamento).

 

El capitán Salazar (quien tras el fallecimiento de Chávez no abandonó su cargo como titular del parlamento), llegó este miércoles 28 de enero a Estados Unidos para declarar como testigo protegido en una investigación de la Fiscalía Federal en contra de Caracas, de forma que también reveló a la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) que el capitán Diosdado Cabello sería el líder de un cártel del narcotráfico en Venezuela.

 

“Es el cabecilla del cártel de Los Soles”, que supuestamente “está compuesto fundamentalmente por militares y toma su nombre del emblema que el uniforme venezolano pone en las charreteras de los generales”, expresó el capitán Salazar de acuerdo a lo reseñado por El Día.

 

Leer más en El DíaLa Prensa e InfoBAE