CIUDAD DE MÉXICO, 7 de mayo de 2016.- Para el senador del PRD Mario Delgado Carrillo es ofensivo que los altos funcionarios tengan salarios millonarios y prestaciones excesivas como gastos de alimentación, telefonía, transporte, el mantenimiento de sus vehículos particulares e inclusive pago de defensa legal o la contratación de seguros contra secuestros, entre muchos otros lujos, mientras que el personal operativo de una dependencia puede ganar 21 veces menos que el titular.

El senador por la Ciudad de México, se informó en un comunicado, consideró que es necesario poner un alto a estos abusos y regular las percepciones extraordinarias para que por ley no sean superiores al 50 por ciento de la percepción ordinaria.

Ejemplo de ello, dijo, son las percepciones de los subsecretarios quienes tiene un salario base de alrededor de 23 mil pesos y una compensación, denominada garantizada, por 171 mil pesos, lo que representa el 88 por ciento de los 194 mil pesos que en realidad ganan.

“La corrupción y la desigualdad van de la mano, no podemos darle más vueltas al tema debemos expedir ya la Ley  Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos para que sea el instrumento que regule las percepciones de los funcionarios de  los tres poderes así como de los órganos autónomos, ya no podemos permitir que se sirvan con la cuchara grande”, sentenció Delgado Carrillo.

El presidente de la Comisión de la Ciudad de México e integrante de la Comisión de Hacienda del Senado de la República explicó que la base fundamental de la iniciativa que presentó en el pasado periodo ordinario de sesiones busca la equidad salarial de forma que la diferencia entre el salario más alto y más bajo en cualquier dependencia sea máximo de 12 veces.

Tampoco podría haber seguros médicos privados a fin de que todos los servidores públicos, sin importar el nivel, sean atendidos en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Al considerar que al acabar con los lujos se tendrían ahorros millonarios, como ejemplo dijo que con la cancelación de seguros privados se ahorrarían 50 millones de pesos en la Cámara de Senadores y 205 millones de pesos en la de Diputados, además se ahorrarían cinco millones 366 mil pesos por gastos de telefonía y alimentación de altos funcionarios del INE y dos millones 395 mil pesos en mantenimiento de los vehículos particulares de los altos funcionarios de la Comisión Federal de Competencia Económica.

La nota aquí.