MÉXICO, DF., 26 de enero de 2016.- La presunta relación entre la diputada local de Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez López, con Joaquín El Chapo Guzmán, tiene siete meses de haberse dado a conocer; sin embargo, hasta el lunes el dirigente del PAN, Ricardo Anaya, se deslindó de ella y anunció que la investigará.

Según publica el diario Excélsior, Anaya dijo que Sánchez López, quien presuntamente pasó el Año Nuevo en compañía del capo, no tenía militancia panista, aunque hasta hace apenas unos días perteneció a la fracción del grupo parlamentario estatal.

Al ser cuestionado sobre si el PAN se tardó en fijar una postura, Anaya se limitó a exigir a la PGR que señale qué delito se cometió “y si alguien lo cometió, señale quién es esa persona”, en lugar de filtrar información.

Sigue la nota aquí.