CIUDAD DE MÉXICO, 3 de febrero de 2016.- La Comisión Nacional de Seguridad (CNS), a través de la Policía Federal (FP), tuvo contacto con tres vehículos tipo tanque, mismos que se encontraban cargados con probable hidrocarburo, por lo cual les marcaron el alto cuando circulaban por la carretera Veracruz–Orizaba, a la altura de la caseta Paso del Toro, informa la CNS a través de un comunicado.

Una vez detenida la marcha de las unidades, se les solicitó a los conductores la documentación que acreditara el legal traslado del combustible.

Al no amparar la licitud de la carga, los vehículos y los conductores fueron asegurados.

Al iniciar el traslado hacia las oficinas de la Policía Federal, un grupo conformado por cuatro motociclistas y una camioneta, todas ellas sin placas de circulación, se aproximaron al lugar, por lo que se les indicó a los conductores que detuvieran su marcha.

Luego de una inspección, fueron asegurados los conductores, quienes portaban armas de diversos calibres.

Sigue la nota aquí.