IGUALA, Gro., 16 de enero de 2015.- “Estamos enfocados a los militares. El celular de mi hijo, su GPS dice que estuvo en el cuartel militar de Iguala. Por eso ellos participaron, ellos saben dónde están los muchachos”, dijo Rafael López Catarino, padre de Julio César López Patolzin, uno de los 42 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014.

El padre de familia, aseguró que de acuerdo con el GPS del celular de su hijo, el último lugar donde estuvo, fue en las instalaciones del 27 Batallón de Infantería de Iguala, publica sinembargo.com

López Catarino informó que unos conocidos suyos de la Procuraduría General de Justicia del Estado le ayudaron a investigar la trayectoria que siguió el celular de su hijo gracias al GPS, y el último dato registrado fue su ubicación en el cuartel militar.

“Yo sigo pagando el celular de mi hijo, tengo su chip, me dicen que no lo use que porque las investigaciones, pero de qué sirve, nomás nos han engañado y tenemos que buscarle con nuestros propios recursos”, dijo.

Con información de sinembargo.com