CHILAPA, Gro., 27 de mayo de 2015.- Los familiares de 14 personas desaparecidas en Chilapa solicitaron la intervención del secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, ante la falta de resultados por parte de los gobiernos estatal y municipal.

Ayer a las 3 de la tarde venció el plazo de 48 horas para que el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez y el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Miguel Ángel Godínez Muñoz, localizaran y entregaran con vida a las personas que fueron “levantadas” por el grupo armado que sitió la ciudad de Chilapa durante cinco días, del 9 al 14 de mayo.

En conferencia de prensa, los familiares de los 14 desaparecidos recordaron que el mandatario estatal se comprometió a dar resultados en un plazo de 48 horas y a permanecer en Chilapa hasta que se resolviera la desaparición masiva.

El vocero de los familiares, José Díaz Navarro, recriminó que ningún representante del gobierno estatal se haya presentado en Chilapa al término de las 48 horas, para presentar los avances en las investigaciones.

Por ello, indicó que los familiares de los desaparecidos acordaron que solicitarán la intervención del titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, para que sea él quien les informe sobre los avances que tienen los cuerpos de seguridad federal afincados en Chilapa, como la Gendarmería, el Ejército y la Policía Federal.

Díaz Navarro sostuvo que hay al menos 30 personas desaparecidas a manos del grupo armado que irrumpió en la cabecera municipal; 16 víctimas están plenamente identificadas, pero sólo 14 familias interpusieron la denuncia formal ante las autoridades.

Explicó que el resto de los familiares guardaron silencio tras recibir amenazas de muerte vía telefónica.

“Varios recibieron mensajes en los que les advertían que si se presentaban a declarar se los iba a llevar la verga”, comentó Díaz Navarro.

Dijo que, ante las amenazas, varias familias huyeron de las comunidades rurales sin tener la posibilidad de indagar sobre el paradero de sus desaparecidos. “Hay varias casas vacías en los pueblos”, lamentó el vocero.

Aseguró que el grupo armado que se llevó a por lo menos 30 chilapenses estaba conformado por sicarios del grupo delictivo Los Ardillos.

Recordó que dicho cártel, afincado en Quechultenango, es liderado por Celso y Antonio Ortega Jiménez, hermanos del presidente del Congreso de Guerrero, Bernardo Ortega Jiménez.

“Ahí hay un conflicto de intereses”, advirtió el vocero de los desaparecidos, “Bernardo Ortega está haciendo valer su fuerza y su poder como presidente del Congreso para proteger a sus hermanos, a Los Ardillos”, denunció.

Díaz Navarro cuestionó que aún no se haya realizado ningún operativo policiaco-militar en Quechultenango, a pesar de la certeza que existe sobre la participación de Los Ardillos en la desaparición masiva de personas.

“No sabemos qué hace todo este despliegue de policías y militares en Chilapa. Deberían de estar en Quechultenango buscando a nuestros familiares. Deberían de estar combatiendo al crimen organizado”, sentenció.

Recriminó que el fiscal general, Miguel Ángel Godínez Muñoz, no tenga avances en las investigaciones para dar con el paradero de los desaparecidos, a pesar de que tiene en su poder la lista con los nombres de los comisarios que encabezaron la irrupción armada a la cabecera municipal de Chilapa.

Recordó que en días pasados, el gobernador y el fiscal descartaron que se trate de un caso de desaparición masiva.

En cambio, ambos manejaron la versión de que se trata de una “retención” por parte de los comisarios y pobladores de las 14 comunidades rurales que se levantaron en armas.

Para Díaz Navarro y los familiares de los desaparecidos, las autoridades de Guerrero y Chilapa quedaron “rebasadas” por el caso.

Ante esta situación, esperan que el titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, atienda a su petición y visite el municipio de Chilapa en los próximos días.

“Nosotros no queremos tener ningún contacto con los comisarios, eso no nos compete a nosotros, únicamente vamos a esperar la visita de Osorio Chong. Todo lo haremos a través de la vía institucional”, indicó José Díaz, quien tiene a cinco familiares desaparecidos.