CHILPANCINGO, Gro., 23 de junio de 2015.- Jóvenes de 15 años en Guerrero ya son motivo de atención en los centros de Alcohólicos Anónimos, ya que desde los ocho años comienzan a ingerir bebidas embriagantes alentados por padres de familia.

La coordinación del área Guerrero Centro de Alcohólicos Anónimos informó que desde los 12 años de edad empieza a manifestarse un estrago alarmante en niños.

“Se está bebiendo a la par hombres y mujeres, de 10 hombres estamos cinco y cinco, el problema es muy fuerte.”

En los centros de atención de Guerrero ya cuentan con jóvenes de 15 años que acuden a recibir terapias para superar su problema de alcoholismo, lo cual quiere decir que desde los 12 o antes se iniciaron en el consumo, aunque se trata porcentajes pequeños.

El problema se agrava a nivel sociedad, cuando el alcoholismo es uno de los factores que detonan conductas delictivas en los jóvenes.

Con información de Diario 17