MÉXICO, DF, 20 de febrero de 2015.- Para la diputada perredista Amalia García, el crimen de Estado en Iguala es una herida abierta, que se suma a una gran inseguridad, la caída del petróleo que durará años en recuperarse y la carente generación de empleos, le dan a la ex gobernadora de Zacatecas, un futuro nada optimista.

Entrevistada por Quadratín México, la ex presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática asegura que lo ocurrido en Iguala sacudió al país y en este sentido da a conocer que las desapariciones forzosas son calificadas por la ONU como un número brutal: 23 mil desapariciones que dice hay en México, el 40 por ciento es en los dos últimos años de gobierno.

México está en una situación límite. ¿Quiénes son los culpables? No sólo es Guerrero, es el país. Estamos al límite. En Iguala las autoridades estatales no actuaron a tiempo. Lo sucedido en Iguala fue inexplicable y brutal. Involucrados los policías municipales”, expuso la presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios.

Respecto a las voces que piden que no haya elecciones en Guerrero, Amalia dice: Eso es un error. ¿Quién gobernaría? No es el modelo de una nación democrática, o qué ¿se va a gobernar desde el centro?, se pregunta.

La entrevista completa en Quadratín México