CHILPANCINGO, Gro., 20 de septiembre de 2014.- En la comparecencia de la titular de la Sedesol, Rosario Robles, el perredista Carlos de Jesús Alejandro recriminó que, tras la devastación provocada por las tormentas Ingrid y Manuel, en 183 comunidades de 13 municipios de esa región las obras de reconstrucción están paradas.

Según lo publicado en La Razón de San Luis, el legislador guerrerense consideró que la atención del Gobierno federal ha sido insuficiente, dilatoria y racista.

Robles respondió que La Montaña es una de las zonas con mayor intervención del Gobierno federal, pues dijo que han entregado 4 mil toneladas de maíz a las familias afectadas por la contingencia.

Además, afirmó, se reconstruyen caminos, se aplica un programa de vivienda indígena, así como obras de electrificación, agua potable y proyectos productivos.