CHILPANCINGO, Gro., 2 de marzo de 2016.- El presidente de la Cámara Nacional de Industria de la Construcción (CMIC) Gustavo Arballo Luján, indicó que debido al recorte presupuestal de 131 mil millones de pesos no se están suspendiendo obras, sin embargo si se están recortando los presupuestos que afectan a los trabajadores porque las empresas tienen que disminuir su personal.

En conferencia de prensa llevada a cabo en el salón Cuicalli de esta ciudad capital, el presidente nacional estuvo acompañado del líder estatal, Sergio Reyes Carbajal mismos que manifestaron que también la inseguridad les ha pegado de tal forma que hay preocupación porque esto hace que se posterguen las obras y por ende son a la larga más costosas para ellos.

“Hay actualmente una baja, no tanto el cierre de empresas, pero sí una baja de lo que es la plantilla laboral, si bien tenemos 120 mil empleados más a nivel nacional de lo que se tenía el año pasado, deberíamos tener tres tantos más con relación a esta cifra, y esto es por la inseguridad que nos preocupa”, dijo Arballo Luján.

Otra de las cosas que puntualizó es que los constructores hasta ahorita no han resentido la cuestión del recorte presupuestal que se dará a nivel nacional, sin embargo, dijo que tarde o temprano afectará, y recalcó que no se tendrá como resultado el cierre de empresas, sino que más bien se disminuirán los presupuestos que tienen con la Federación, por lo que también automáticamente habrá menor empleo en este ramo.

“Les comento que por ejemplo tenemos una obra de ampliación del metro en la Ciudad de México y si teníamos 100 millones de pesos proyectados, ahora no serán más que 70 millones o 60 tal vez, así es como nos afectará el recorte”, expuso.

Gustavo Arballo habló que actualmente hay un adeudo del Ayuntamiento de Acapulco que data de 2012-2013 el cual no se ha subsanado y que oscila en los 60 millones de pesos.

“Confío en que periódicamente se subsane, porque es un recurso que ya no le compete tanto al empresario, sino más bien al trabajador, no nos conviene que se cierren empresas, sino que continúen, por eso esperamos que ese adeudo quede liquidado lo antes posible”, dijo.

Cuestionado sobre si no eran afectados los guerrerenses con la llegada de empresas foráneas que realizan obras en el estado, éste dijo que no.

“Les explico por qué no, pues porque las empresas foráneas vienen a trabajar con las que están en Guerrero, hagan de cuenta que el contrato a lo mejor es de fuera, pero la mano de obra es de esta entidad y no es tanto la pérdida en ese sentido, sino que se ayuda a este estado”, manifestó el presidente de la CMIC.

Por último, Arballo Luján recalcó que la relación con el gobierno de Guerrero era muy buena, y que se tenían proyectos que beneficiarán a los guerrerenses, algo que con Rogelio Ortega Martínez no se tenía, por ello celebró que el mandatario Héctor Astudillo Flores, esté dispuesto a seguir por el camino del diálogo y de la concertación para que al final sean los ciudadanos los beneficiados.