CHILPANCINGO, Gro., 03 de junio de 2014.- El gremio periodístico de Chilpancingo exigió a la Procuraduría General de la República (PGR) la asignación de un fiscal especial, para investigar la desaparición y asesinato del reportero Jorge Torres Palacios, así como de otros 12 casos aun impunes.

La delegación XVII del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP) emitió un posicionamiento por la desaparición y asesinato de Torres Palacios, periodista y vocero de la dirección de Salud en el municipio de Acapulco.

Las reporteras Vania Pigeonutt y Margena de la O fueron las encargadas de leer el posicionamiento dirigido a la opinión pública, el cual indicaba de manera textual: “El gremio periodístico del estado condena el asesinato de nuestro compañero Jorge Torres Palacios, que desde la noche del jueves fue privado de su libertad cuando llegaba a su casa”.

Agregaba: “La noticia además de que nos impactó e indignó, es una muestra clara de la realidad que vivimos todos los guerrerenses, sin que ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno garantice el derecho a la seguridad de todos los ciudadanos”.

El documento también indicaba que, frente al silencio cómplice de los tres niveles de gobierno, los periodistas se convierten en blanco fácil de cualquier poder fáctico que sea evidenciado.

El pronunciamiento puntualizaba que en los últimos cuatro años, 32 periodistas fueron asesinados en México.

Una vez más Guerrero engrosa las listas de periodistas asesinados en el país”, lamentó el gremio de Chilpancingo.

También reprocharon que durante la desaparición de Torres Palacios no hubo ningún indicio por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) que mostrara su interés por dar con el paradero del periodista.

Con el hallazgo de su cuerpo es probable que la promesa de investigar una vez más sea la respuesta y que de ahí no trascienda. Bien lo podría confirmar la familia de Marco Antonio López Ortiz, jefe de información de Novedades Acapulco, plagiado por personas armadas en una calle del Centro de ese puerto, sin que hasta hoy se sepa de él. O bien de Leodegario Aguilera Lucas, director de la revista Mundo Político, desaparecido desde el 22 de mayo de 2004”, recriminaba el posicionamiento.

Indicaron que con Torres Palacios suman ya 13 periodistas desaparecidos y asesinados en Guerrero; en todos los casos impera la impunidad.

Por ello, hicieron un “llamado enérgico” para que la Fiscalía Especial para la Comisión de Delitos Cometidos en Contra de la Libertad de Expresión, de la Procuraduría General de la República (PGR), designe a un fiscal especial en Guerrero para que investigue no sólo el caso de Torres Palacios, sino los 13 que aún están impunes.

La periodista de La Jornada Guerrero, Margena de la O reprochó que en Guerrero no exista justicia para toda la población.

El estado sigue dando muestras de que en Guerrero hay ciudadanos de primera y de segunda. El caso más reciente es el del diputado priísta Olaguer Hernández Flores, privado de la libertad el 1 de mayo pasado. Los tres niveles de gobierno para su búsqueda organizaron un operativo ostentoso, en el que hubo corporaciones de todos los niveles”, recordó.

En cambio, dijo, cuando las autoridades tuvieron conocimiento de la desaparición del periodista Jorge Torres no dieron ninguna muestra de interés por dar con su paradero.

Reprochó: “Parece que hay ciudadanos de primera y de segunda, porque para localizar a los funcionarios se despliega un operativo importante y en el caso de Jorge Torres Palacios no hubo siquiera un indicio que nos muestre que la PGJE estaba llevando una investigación real”.

En su desplegado, los periodistas de Chilpancingo advirtieron que no permitirán más omisión ni simulación de los gobiernos.

Indicaron que permanecerán vigilantes del desarrollo de la investigación y no permitirán que se descarte ninguna línea, incluyendo el quehacer periodístico de Torres Palacios.

Jorge Torres Palacios se desempeñó como reportero y conductor radiofónico en empresas locales desde 1990.

Se le recuerda recientemente como director de Radio y Televisión de Guerrero (RTG) y en últimas fechas como jefe de prensa de la dirección de Salud en el municipio de Acapulco.

Los reporteros de Chilpancingo reprocharon que algunos medios nacionales desdeñaran el trabajo periodístico de Torres Palacios y se manejara su imagen como la de un funcionario público, lo que impidió que algunas organizaciones de periodistas nacionales e internacionales respaldaran su caso.

Su perfil no es el de un funcionario público que de vez en cuando informa, sino de un periodista que ocasionalmente tomó un trabajo en la burocracia dentro de su ámbito: la comunicación”, aclaró la sección XVII del SNRP en su manifiesto.