CHILPANCINGO, Gro., 6 de octubre de 2014.- A través de un comunicado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos solicitó al gobierno de Guerrero medidas cautelares para garantizar la integridad de los heridos y detenidos, así como de familiares, con motivo de los hechos violentos ocurridos en la ciudad de Iguala.

Por instrucciones del Ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva, un grupo de visitadores adjuntos conformado por abogados, médicos y psicólogos, acudieron a Guerrero para proporcionar atención integral a las víctimas y a realizar diversas actuaciones en el lugar de los hechos.

Este lunes el equipo de trabajo, coordinado por el primer visitador general de la CNDH, doctor Luis García López Guerrero, visitó el Hospital General Dr. Jorge Soberón Acevedo, cuyo director les dio pormenores del estado de salud de las víctimas que ahí son atendidas.

En ese lugar, familiares de los heridos pidieron a los funcionarios de la Comisión Nacional les fuera procurada una mejor atención médica a las víctimas; también pidieron garantías ya que dijeron temer por la seguridad de los heridos y sus familias.

La CNDH supervisará la atención médica brindada a los pacientes y proporcionará apoyo psicológico a sus familiares.

El personal de la Comisión Nacional recorrió la zona de fosas clandestinas donde se encontraron restos humanos y también visitó las instalaciones del Servicio Médico Forense, las oficinas de la autoridad municipal y de la Universidad de Ayotzinapa.

La CNDH exigió que inmediatamente sean presentados con vida los alumnos de esta casa de estudios, que se encuentran en condición de desparecidos.