CHILPANCINGO, Gro., 23 de octubre de 2014.- A 27 días de los hechos ocurridos en Iguala, que dejaron como saldo seis personas muertas y 43 desaparecidos, el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, pidió licencia al Congreso estatal para dejar su cargo.

En conferencia de prensa, Aguirre dijo que será el mismo Congreso quien decida quien lo relevará.

Asimismo, agradeció a quienes lo respaldaron en su gubernatura, principalmente al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, por el apoyo que brindó durante las contingencias climáticas provocadas por Ingrid y Manuel.