SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS,  Chiapas,  10 de abril de 2016.- La iglesia católica se opone rotundamente a que se legalice la unión entre personas del mismo sexo ya que el matrimonio cristiano es la unión entre un hombre y una mujer.

El obispo Felipe Arizmendi Esquivel, aseveró en rueda de prensa que en el estado de Chiapas, hay un partido político que propone legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, con lo que no están de acuerdo, pero no hay que condenar a que estas persona sino que hay que ser misericordiosos con ellas, a quienes llamó a no dejarse contaminar por ideologías de moda.

Arizmendi Esquivel, dijo que hay que  hacer un discernimiento pastoral sobre cada caso, porque no se les puede condenar genéricamente como pecadores públicos, sino tener en cuenta las difíciles situaciones por las que han pasado. Invita a estas personas a no sentirse excluidas de la iglesia, pues no están excluidas.

La nota en Quadratín Chiapas.