CHILPANCINGO, Gro., 20 de junio de 2014.- El presidente encargado de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum) Ramón Navarrete Magdaleno consideró que hubo excesos por parte de los elementos policiacos en el sometimiento del dirigente del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la presa la Parota (Cecop), Marco Antonio Suástegui Muñoz, en el momento de su detención.

Al respecto el ombusman señaló que si bien la Comisión no pudo certificar la condición física de Suástegui Muñoz, debido a que el visitador que fue enviado al Centro de Reinserción Social de La Unión no alcanzó a hablar con él porque fue informado que ya había sido trasladado a Nayarit, pero indicó que seguramente será la Comisión de Derechos Humanos de aquella entidad o en su caso la propia Comisión Nacional de Derechos Humanos quienes se hagan cargo de atender su caso.

Navarrete Magdaleno señaló que se ha dado seguimiento a las movilizaciones del CECOP, pues incluso hace unos días que tomaron las instalaciones de una de las plantas de bombeo de agua que suministra el líquido al puerto de Acapulco, él mismo estuvo presente en el operativo policiaco desplegado y atestiguó la negociación que finalmente destrabó el conflicto.

Sobre este tema se pronunció también el secretario general de gobierno, Jesús Martínez Garnelo, quien dijo desconocer el estado legal que guarda el caso del dirigente de la CECOP, “eso hay que preguntárselo al área correspondiente, porque evidentemente se manejan una serie de circunstancias que tienen como sustento, primero la ley, luego cuestiones de carácter urgente y cuestiones de carácter procesal que obviamente yo no conozco”, explicó.

Cuestionado si el proceso del detenido se llevará a cabo fuera de la entidad porque en Guerrero no existen condiciones, señaló que ese tema le corresponde a las instancias judiciales, porque la actuación del Ejecutivo concluyó cuando Martínez Garnelo fue entregado a esa instancia que seguramente le aplicará el debido proceso.