CHILPANCINGO, Gro., a 25 de marzo de 2014.- Luego de que al parecer Amado Yáñez Osuna, propietario de Oceanografía, se presentara a declarar voluntariamente ante las autoridades, le fue decretado un arraigo por 40 días, que la Procuraduría General de la República (PGR) autorizó que el empresario lo cumpliera en un inmueble de su propiedad, ubicado en la zona de Las Brisas, en el puerto de Acapulco, el cual cuenta con alberca y gimnasio.

De acuerdo a información del periódico La Jornada, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informó que en las investigaciones sobre Yáñez Osuna, la PGR sólo tiene la presunción de que se cometieron “conductas típicas de delito”, pero aún no cuenta con pruebas que señalen al empresario como probable responsable de fraude y/o lavado de dinero.

La PGR tuvo conocimiento desde el 11 de febrero pasado que la Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó a Oceanografía para recibir contratos del gobierno y la multó con más de 24 millones de pesos por incumplimientos contractuales que afectan el patrimonio de Pemex. Posteriormente, Banamex presentó ante la PGR una denuncia contra Oceanografía por el presunto fraude de más de 300 millones de dólares.

En ese contexto, Amado Yáñez Osuna, acompañado de su abogado, Sergio Viveros, se presentó el pasado sábado a las instalaciones de la procuraduría, con el propósito de conocer la averiguación previa iniciada en su contra. Murillo Karam dijo que al empresario “se le arraiga para determinar las condiciones (de las posibles conductas delictivas), No tengo un delito precisado; en consecuencia, hasta que no esté el delito fijado no lo puedo señalar como indiciado”.