ACAPULCO, Gro., 7 de junio de 2015.- El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, consideró que la decisión de anular la elección de ayuntamiento en Tixtla, que anunció hace una hora el Insituto Electoral y de Participación Ciudadana, es precipitada, ya que aún faltan horas de la tarde para que el proceso sea normalizado.

De todos modos hay que esperar, tenemos que atemperarnos, falta el recuento de las casillas que fueron susceptibles.”

En Tixtla, “el único foco rojo” en la elección de este domingo, las personas que se pronunciaron en las calles en contra de las elecciones fueron replegadas y están concentradas en Ayotzinapa, “por lo que hay oportunidad para que el proceso no se suspenda. Hay mejores condiciones en lo que resta del día para salvar las elecciones en Tixtla”, dijo el gobernador, luego de emitir su voto en el puerto de Acapulco.

Con información de Uriel Sánchez