MÉXICO, DF., 28 de febrero de 2014.- En el informe anual sobre derechos humanos en todo el mundo que realiza Estados Unidos hace hincapié en la “preocupante proliferación de los grupos de autodefensa que han denunciado organizaciones no gubernamentales y defensoras de los derechos humanos en 15 estado de República Mexicana, con especial mención a los casos de Guerrero y Michoacán.
De acuerdo a información publicada por El Universal, el Departamento de Estado realizó un informe de 47 páginas en el que se hace una valoración del primer año de Enrique Peña como presidente de México, en un contexto de inseguridad violencia, impunidad y corrupción en distintos puntos del país.
La mención a la preocupante proliferación de las autodefensas en al menos 101 municipios del país fue considerada como un hecho positivo por organizaciones defensoras de los derechos humanos como Human Rights Watch (HRW).
“Me parece que el informe sobre el punto de las autodefensas, que refleja en términos fidedignos el crecimiento de este fenómeno y la vacilante y contradictoria actitud del Ejecutivo mexicano, es inobjetable”, consideró José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de HRW.
“Sin embargo, lo que resulta frustrante es la existencia de una política esquizofrénica de parte de Estados Unidos hacia México. Ya que, mientras el Departamento de Estado se hace eco de las preocupaciones por el surgimiento de este grupo de autodefensas, por otro lado la Casa Blanca y el presidente Obama declaran que siguen el liderazgo de México (en temas de seguridad) cuando éste se reúne con el presidente Enrique Peña Nieto.
En términos generales, en el capítulo dedicado a México el Departamento de Estado vuelve a voltear la mirada al ambiente de inseguridad y violencia que sigue coartando la libertad de expresión.