ACAPULCO, Gro., 13 de diciembre de 2013.- El titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco, Alfredo Álvarez Valenzuela, presentó denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del estado de Guerrero (PGJE) por daños en propiedad ajena y ataque a las vías públicas.

Ayer arremetieron contra las instalaciones, primero trataron de abrir la puerta, luego aventaron piedras que causaron daños a vidrios y cámaras de seguridad. También pintaron leyendas y consignas en contra del secretario de Seguridad, a quien le imputan la muerte de dos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”, el pasado 12 de diciembre del 2012.

Presentamos íntegramente el comunicado de prensa que emitió el ayuntamiento de Acapulco:

Han sido presentadas las denuncias correspondientes, por los hechos ocurridos ayer en importantes vialidades de Acapulco, en el Palacio Municipal y en la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil.

La violencia no es la solución a ningún conflicto y nadie puede estar por encima de la ley.

El gobierno municipal de Acapulco hace un llamado a no recurrir a acciones violentas, a no afectar a nuestros conciudadanos y a respetar la ley.

Toda diferencia debe resolverse de manera pacífica, por la vía del diálogo y el respeto a la ley.

El compromiso del presidente Walton es el de construir un Acapulco en paz, en el que se respete la ley y los derechos de todos.

Asimismo, ratifica a los inconformes que existen mecanismos legales para canalizar sus demandas y que toda diferencia debe resolverse de manera pacífica.

El presidente municipal garantiza a los acapulqueños y a los turistas, un Acapulco en paz, donde se respeta la ley.