TLAPA, Gro., 26 de noviembre de 2013.- El presidente Enrique Peña Nieto acudió este martes 26 a Tlapa, lugar considerado como el corazón de la región de la Montaña, para inaugurar un centro de justicia para las mujeres, en una zona controlada por la delincuencia e infestado de cantinas donde prostituyen a indígenas menores de edad.

De acuerdo con Proceso, la visita de Peña no prevé la zona más pobre y marginada de la Montaña que, a más de dos meses de las severas lluvias provocadas por la tormenta “Manuel”, decenas de comunidades siguen incomunicadas y miles de indígenas desplazados viven en los cerros ante la falta de reubicación de sus comunidades.

Desde hace seis años, en Tlapa, operan durante las 24 horas locales, donde decenas de mujeres indígenas provenientes de los pueblos aledaños ejercen la prostitución, los prostíbulos disfrazados de “cervecerías” se distinguen del resto de bares porque en la entrada cuelgan cortinas de tela, donde se ofrece sexo mediante mensajes subliminales, donde se anuncia “Micheladas y algo más”.

Los sicarios operan impunemente, ni siquiera se cubren el rostro, todos tienen rasgos indígenas, portan gorras y vestimenta decorada con lentejuelas al estilo “buchón sinaloense”, y se transportan en varias camionetas de colores estridentes que los vuelve un grupo perceptible a decenas de metros de distancia, reportes oficiales refieren que las plazas de Chilapa de Álvarez y Tlapa de Comonfort zona que conecta las regiones Montaña y Centro de la entidad son controladas por grupos de delincuencia organizada.