MÉXICO, DF a 30 de octubre de 2014.- En calidad de testigos fueron presentados ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía de Guerrero; Leonardo Vázquez Pérez e Iñaki Blanco Cabrera.

Desde la tarde de ayer ambos funcionarios arribaron a la ciudad de México para testificar sobre los señalamientos que hizo el presunto jefe de la banda delincuencial de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias Salgado.

Según las declaraciones de Casarrubias, Vázquez Pérez y Blanco Cabrera recibieron 300 mil dólares para la incursión de integrantes de la banda rival llamada Los Rojos en autobuses donde viajaban los estudiantes normalistas desaparecidos.

La SEIDO solicitó la presencia de ambos personajes para aclarar o desmentir lo que el supuesto jefe de los Guerreros Unidos declaró; también involucró a Francisco Salgado Valladares, comandante de la Policía Municipal de Iguala y al director de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

El subprocurador del estado de Guerrero, Ricardo Martínez Chávez, también acudió al llamado de la SEIDO como testigo.