CHILPANCINGO, Gro., 7 de marzo de 2105.- En su casa y con sus familiares y amigos fue como comenzó su campaña, Héctor Astudillo Flores, candidato a gobernador por la alianza del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en donde dejó en claro que de llegar al gobierno, en este no habrá compadres o familiares.

 

De acuerdo a una nota de El Universal, Astudillo evitó realizar un acto público para realizar su campaña; no lo hizo en la sede de su partido, el Pri, pues fue violentada el 11 de noviembre pasado, tampoco decidió un salón de eventos, una comunidad o incluso el municipio de Iguala, como sí lo hicieron los candidatos de Acción Nacional, el Partido Humanista o Movimiento Ciudadano.

El candidato aclaró que de llegar a gobernar, contará con el apoyo de su familia pero al margen de la política. Mencionó que es tiempo de recuperar para Guerrero la paz que tanto necesita; reconoció que a lo largo de la campana estará la sombra del caso iguala, pero él siempre ha externado su apoyo y lo ha manifestado en la tribuna del Congreso, a los medios de comunicación y hoy lo ratifica una vez mas.

Con información de Uriel Sánchez y El Universal