MÉXICO, DF, 8 de noviembre de 2015.- El papa Francisco calificó este domingo de “acto deplorable” la sustracción de documentos reservados del Vaticano y aseguró que esto no le apartará de continuar con las reformas que quiere realizar.

“Quiero decir antes que nada que robar estos documentos es un delito. Es una equivocación. Es un acto deplorable y que no ayuda”, dijo durante su mensaje tras el rezo del Ángelus dominical, al referirse a la filtración de documentos económicos del Vaticano, que se han publicado en dos libros, y por lo que fueron detenidos el pasado fin de semana el sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda y la italiana Francesca Chaouqui.

Tras el rezo,  Francisco se dirigió a los fieles. “Sé que muchos de ustedes están turbados por las noticias que han circulado en estos últimos días a propósito de documentos reservados de la Santa Sede que han sido sustraídos y publicados”.

Sigue la nota aquí.