MÉXICO, DF. 3 de diciembre del 2014.- El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que, si queremos un México libre de violencia, es imprescindible que los niños y adolescentes crezcan en entornos de respeto, paz y armonía.

 

“De la formación que reciban nuestros menores, dependerá que mañana tengamos una mejor sociedad, la niñas, niños y adolescentes sanos, alegres y preparados de hoy, serán los ciudadanos responsables, solidarios y comprometidos del futuro, ella y ellos son la mejor esperanza de un mejor México”, destacó el primer mandatario al promulgar la Ley para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, misma que “por todos sus avances, las figuras que reconoce y los beneficios que traerá su aplicación, es una norma jurídica de relevancia social”.

 

Desde el salón Adolfo López Mateos en la residencia oficial de Los Pinos, el mandatario federal refrendó su compromiso por los derechos humanos que son indispensables para que la sociedad viva en armonía y se desarrolle en plenitud.

 

“Se trata de fortalecer el Estado de Derecho en todo el país y de sentar las bases para un mejor futuro como sociedad, el progreso y la paz social sólo son posibles con respeto al estado de derecho, el respeto a los derechos humanos, a la ley y a las instituciones con los instrumentos con lo que cuenta nuestra democracia para seguir creciendo y consolidándose”, resaltó el mandatario priísta.

 

En la Ley para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes se reconocen distintos derechos del infante como a la igualdad sustantiva, al acceso a las tecnologías de la información, a la salud gratuita y de calidad; ello sin mencionar que fortalece las medidas de protección a menores con discapacidad y amplía los derechos de adolescentes migrantes al fortalecer desde el Estado los instrumentos para la participación de la niñez en el marco social.

 

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Cámara de Senadores, Hilda Esthela Flores Escaleras, resaltó que “hoy se da un paso más como sociedad mexicana, una nación que con voluntad y dedicación nada la frena, que apuesta en el presente para garantizar un mejor futuro. Hhoy es un gran día, ya que al promulgar esta ley se están garantizado los derechos más fundamentales, ninguna niña o niño sin nombre y apellido; violentado; víctima de acoso escolar; si acceso a la educación; discriminado por discapacidad, origen o raza, sin atención médica adecuada”.

 

Por su parte, Verónica Beatriz Juárez Piña, quien se desempeña como presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados, destacó que este “es un llamado a garantizar la protección de manera integral y efectiva a la población infantil y adolescente de México”.

 

“No podemos permitir que el crimen organizado y que las debilidades institucionales estén consumiendo la vida de miles de ellas y ellos a través de las desapariciones, de la muerte y hasta de estos mensajes cotidianos que promueven violencia desde los medios de comunicación, desde las escuelas, desde la familias”.

 

“Esta ley”, dijo, “tiene que ser simbólicamente pero más aún en la práctica, el desafío por la construcción de un país que apuesta por su presente para garantir su futuro”, coincidió con Flores Escaleras.