CHILPANCINGO, Gro., 9 de marzo de 2015.- Contar con una policía ciudadana en la que los vecinos puedan confiar y que los integrantes de las policías comunitarias entren en el esquema de seguridad pública del Estado, son algunas de las propuestas que ha presentado el candidato del Partido Acción Nacional (PAN), a la gubernatura de Guerrero, Jorge Camacho Peñaloza.

Expuso que su propuesta consiste en dar certidumbre jurídica a las policías comunitarias, de manera que formar parte del conglomerado de seguridad pública del estado. “El estado está obligado a proporcionarles capacitación, seguridad social, salario y equipamiento, y en ese contexto, las comunidades podrán conformar también una policía ciudadana o de cercanía, ese es el contexto de la reforma a la ley 281 que estoy planteado”, argumentó.

Camacho Peñaloza dijo que con estas modificaciones podrá conocerse quiénes son los elementos que integran esta policía, qué hacen y en dónde están, de modo que ser brinde certidumbre a los ciudadanos, de quién los está cuidando.

En este sentido aseguró que -de acuerdo a datos oficiales- durantre el periodo del 2006 al 2014, se han reportado como desaparecidas 508 personas en el estado, y puntualizó que durante la administración federal panista, fue cuando se registraron las cifras más bajas.

Destacar que entre 2006 y 2012 desaparecieron 146 personas en Guerrero, pero entre 2013 y 2014 desaparecieron más el doble, es decir, 362 personas. En Acapulco entre 2006 y 2012, desaparecieron 53 personas, y entre 2013 y 2014 fueron 108 los reportes de personas desaparecidas”, expuso el candidato.

Incluso, el panista ironizó al decir que el gobierno federal no los encuentra, “pero si estuvieran en la base de datos del SAT (Servicio de Adminsitración Tributaria), que tiene más de 46 millones de registros, no tardaría más de un día en encontrarlos, y si no hicieran sus declaraciones de impuestos, estarían perfectamente identificados”.

Otra de las propuestas que expuso es la tabulación de salarios en Gobierno del Estado, consistente en que los cargos de primer nivel se ubiquen en el tabulador más bajo, mientras que el personal operativo se coloque en el tabulador más alto. Aclaró que esta propuesta no es nueva, sino que es el decreto 981 del presupuesto de egresos del estado para el ejercicio fiscal 2012, y ahora él lo retoma.

Jorge Camacho propuso que el sueldo del gobernador, que es de más de 163 mil pesos, se reduzca a la mitad; que el pago a los secretarios de despacho, que es de 125 mil pesos baje a 65 mil, en tanto que los subsecretarios bajarían su sueldo de 72 mil 500 pesos a 41 mil pesos.

El resto del tabulador salarial del sector central, se homologa a la alza, de manera que el personal operativo que gana 2, 900 mil puede ganar 7 mil; los enlaces técnicos y profesionales de 7 mil 800 sube a 9 mil pesos; los jefes de departamento de 9,500 pasaría a 12 mil; los subdirectores de 11 mil pesos que ganan pasaría a 18 mil; los directores de áreas de 16 mil pesos ganarían 26 mil, y los directores de departamento de 32 mil pesos pararía a 43 mil”, enlistó el candidato panista.

En este sentido, expuso que de acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), define que es necesario que las familias del país cuenten entre 20 y 18 productos básicos, mientras que los guerrerenses no alcanzan a tener ni la mitad en su mesa. El compromiso es para que ese esquema de calidad de vida, los guerrerenses puedan alcanzar los 20 productos para la zona urbana y los 18 productos para las zonas rurales, “con eso estaremos garantizando una mejor calidad de vida, un desarrollo con sustentabilidad y crecimiento”, dijo Camacho.

Y es que -dijo- el promedio del Índice de desarrollo humano en el estado, es de 0.72 que es uno de los más bajos, cuando en el país es de 0.8323, esto quiere decir que hay 55 personas por kilómetro en Guerrero, más de las que hay en cualquier otro lugar, sólo equiparable con países como Liberia e Irán.

Finalmente aseguró que él no ha solicitado a gobierno del Estado una mayor seguridad, ya que -aseguró- la seguridad de un candidato no debe ser superior a la que necesita la población, debe asegurarse a la población en general antes que una persona en particular.