CHILPANCINGO, Gro., 14 de febrero de 2014.- Para contar con mejores condiciones de seguridad y revertir la violencia en Guerrero, el Congreso aprobó reformas para castigar hasta con 15 años de prisión a las personas que hagan uso indebido de información sobre actividades de las instituciones de seguridad pública.

De acuerdo a un comunicado de prensa emitido por el Congreso local, los integrantes de la Comisión de Justicia coincidieron que Guerrero requiere mejores condiciones de seguridad dentro de su territorio mediante esquemas, políticas integrales de seguridad pública y una real voluntad, para revertir la violencia.

Refieren que la actividad del crimen organizado se ha allegado a personas que se dedican al acecho de las actividades de los cuerpos policiacos y les proporcionan la información facilitándoles así la comisión de diversos delitos.

Por eso, señalaron que esta conducta debe ser sancionada, pues dicha actividad de quienes se les conoce como “halcones” no sólo propicia la ejecución de más delitos, sino que pone en riesgo la integridad física de quienes conforman los cuerpos de seguridad pública, de cualquier orden de gobierno, tanto municipal como estatal.

Por ello, se establece que impondrá de dos a 15 años de prisión y de 50 a mil días de multa a los miembros de cualquiera de las instituciones de seguridad pública del municipio, Estado o de la Federación, de procuración de justicia y de ejecución de penas federal o estatal o haya permanecido a cualquiera de estas instituciones o de seguridad privada, que realicen esta práctica.

Asimismo, la destitución del servidor público del empleo, cargo  o comisión e inhabilitación, la misma pena de prisión impuesta y no tendrá derecho a gozar de libertad preparatoria, conmutación de sanciones, remisión parcial de la pena o cualquier otro beneficio que la ley señale.