ACAPULCO, Gro., 12 de abril de 2015.- Ante la posibilidad de que el domingo 26 de abril el Congreso local no ratifique al actual mandatario estatal, Rogelio Ortega Martínez; el candidato del Partido Acción Nacional a la gubernatura de Guerrero, Jorge Camacho Peñaloza advirtió que no se trata de salir de Guatemala para entrar a guatepeor con el nombramiento de un gobernador de extracción perredista que venga a destrozar la elección del 7 de junio.

Recordó que por unanimidad de los diputados locales, se acordó que Rogelio Ortega fuera el gobernador de Guerrero, debido a que, siendo diputado “se nos presentó como un brillante académico que surgía de la Universidad Autónoma de Guerrero, sin militancia política, aunque Rogelio confió que en su momento tuvo simpatía por la izquierda en México”.

Camacho ofreció una disculpa a los guerrerenses por los resultados del gobernador sustituto, quien fue nombrado básicamente por la fracción del PRD y del Movimiento Ciudadano, mientras que “el sentido de mi voto fue en contra”; no obstante, señaló, ahora no cumple con las expectativas de la mayoría de los ciudadanos, aunque anticipó que “sería un error dejar en manos de otro perredista los meses que restan de la administración”.
En reunión de trabajo celebrada este día con el diputado local César Quevedo Insunza, quien a su vez es el coordinador de la campaña por la gubernatura de Guerrero, Jorge Camacho señaló que la LX legislatura debe respaldar a Rogelio Ortega y exigirle que saque las manos de la elección, y además que se ponga a trabajar por los todos los guerrerenses, en lugar de entregar recursos a una candidata como aparenta en su viaje a Michoacán, el pasado fin de semana.
Jorge Camacho Peñaloza señaló que tampoco comparte la idea de que regrese Ángel Aguirre Rivero o de que se nombre al senador Sofío Ramírez para concluir la administración, como se empezó a rumorar, porque “no se trata de salir de Guatemala para entrar a Guatepeor; creo que el análisis de los diputados tiene que centrarse en lo que ha sido Ortega y hacer un extrañamiento o un llamado de atención”.
Y añadió: “En su momento Rogelio Ortega dijo que era un ciudadano que había militado en la izquierda, y que estaba lejos de los partidos políticos y le dimos la responsabilidad de conducir al estado, aunque mi voto no fue a favor; pero en este momento lamentablemente creo que le está metiendo dinero a la campaña y lo presumo porque lo vimos con Silvano Aureoles y con Beatriz Mojica, apoyando a un candidato del PRD, y los dos son chuchos”.
El candidato panista manifestó que no es cambiando a las personas sino respetando a las instituciones, como se resuelve el problema de Guerrero. Sin embargo, dijo Camacho, creo que hay que hacer un extrañamiento para que Rogelio Ortega vuelva a meterse al trabajo que tiene que hacer y que se ubique; que sepa que Guerrero vive en total desgobierno, que estamos fuera del estado de derecho, que hay ingobernabilidad y que nos puede llevar a un estado fallido y él es corresponsable de ello.