CHILPANCINGO, Gro., a 06 de diciembre de 2013.- Este viernes, una comitiva de niños con capacidades diferentes, padres de familia y maestros de un centro de educación especial marchan por las principales avenidas de Chilpancingo hacia Casa Guerrero.

Exigen la construcción de cuatro aulas en riesgo de caer y que el gobierno estatal no les retire a varios maestros y un doctor, a quienes ya les llegó su oficio de baja laboral.

Cabe señalar que con la plantilla actual de maestros no se alcanza a cubrir a todos los estudiantes, ya que la escuela registra sobrepoblación de niños.

El centro de educación especial en el que se atiende a niños con capacidades diferentes también quedaría sin doctor para las terapias físicas.