TIXTLA, Gro., 23 de octubre de 2014.- Inició en Tixtla una marcha-peregrinación con la participación de padres de familia, sacerdotes del obispado Chilpancingo-Chilapa, normalistas de Ayotzinapa y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores para la Educación de Guerrero (CETEG), para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre.

En este movimiento también exigen justicia para los normalistas asesinados en Iguala ese mismo día.

La movilización recorrerá aproximadamente 14 kilómetros de Tixtla a Chilpancingo, donde el el obispo Alejo Zavala Castro oficiará una misa para exigir la presentación de los normalistas.

Los inconformes gritan consignas como, “vivos se los llevaron, vivos los queremos” y exigen al gobierno federal y estatal agilicen la búsqueda de los desaparecidos.