OLINALÁ, Gro., 1 de diciembre de 2013. La Coordinadora Regional de Seguridad y Justicia de la Policía Ciudadana y Popular (CRSJ-PCP) tachó de agresión a los pueblos indígenas que buscan hacer valer sus derechos, al desacreditar la Ley 701 promoviendo un proyecto de policía rural que “es un cascarón más de lo mismo cuyo molde será la corrupción”.

En uno de los mensajes emitidos por la integrante Sitlali Pérez en el acto público, la PCP criticó a una organización que tiene más de 17 años (en referencia a la CRAC) porque “han equivocado su rumbo y han dejado entrar a extraños que son arribistas, oportunistas que están vendiendo el movimiento” por lo que le solicitaron expulsarlos, pero sin decir nombres.

Cientos de personas entre mujeres, niños,  jóvenes resguardados por policías ciudadanos desfilaron desde el anexo Lázaro Cárdenas hasta la plaza central del pueblo.

La CRSJ recordó que siempre han abogado por el diálogo y no violan ninguna ley ya que son legítimos y los avala la Constitución Mexicana, la Ley 701 del estado de Guerrero, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Convenio 169 de la OIT, entre otros.

Informaron que su movimiento se ha fortalecido y de 120 ahora son 300 efectivos y una base solidaria no solo en Guerrero sino en varios estados y que su sistema de seguridad y justicia indígena va tomando forma, es viable ya que han reducido 90 por ciento los actos delictivos y antisociales.