CHILPANCINGO, Gro., 3 de marzo de 2015.- Antes la acusaron de dirigir un grupo del crimen organizado, hoy la autodefensa del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo de Guerrero (FUSDEG) recibe dinero de Elizabeth Gutiérrez Paz, alcaldesa panista de Juan R. Escudero.

 

Nos coordinamos, estamos en diálogo, nos apoyamos mutuamente”, expresó la alcaldesa en una entrevista, cuando se le preguntó su relación con las autodefensas del FUSDEG.

 

Les damos apoyo para gasolina y para lo que ocupen”, informó pero se negó a indicar el monto del subsidio.

 

Es un apoyo mensual y es lo único que puedo decir”, reiteró y dio por terminada la entrevista.

 

Hasta hace unos meses, la relación entre los comunitarios y la alcaldesa era tensa, prácticamente imposible.

 

En ese entonces, la acusaron de dirigir a un grupo del crimen organizado, catearon su casa, la retuvieron, le encontraron droga, se enfrentaron a balazos con ella y sus escoltas, la denunciaron públicamente por el asesinato de su chofer y por torturar a un comunitario.

 

Hoy, la alcaldesa de Juan R. Escudero y los integrantes de la autodefensa del FUSDEG incluso se coordinan en las acciones de seguridad.

 

 

 

La alcaldesa al descubierto

 

El 26 de marzo de 2013, ingresaron al municipio de Juan R. Escudero más de 2 mil 500 policías ciudadanos de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), tras el asesinato de Guadalupe Quiñones Carbajal, comandante del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana (SSYJC).

 

El objetivo era claro: capturar a los asesinos y devolverle la seguridad a un municipio controlado por la delincuencia organizada.

 

Ese día, los policías ciudadanos catearon la casa de la alcaldesa Elizabeth Gutiérrez Paz y le encontraron 12 paquetes de marihuana.

 

Los comunitarios retuvieron a la presidenta municipal, ocho de sus escoltas y a su entonces director de Seguridad Pública, Oscar Ulises del Valle, después de que fueron acusados por la población de ser los principales operadores del grupo delictivo Los Rojos, un remanente del cártel Beltrán Leyva.

 

En mayo de 2014, la UPOEG acusó a la alcaldesa del homicidio de su propio chofer, Mario Rico Ramírez, alias El Payaso, a quien habría asesinado por “saber demasiado” de sus actividades ilícitas y del trasiego de droga que realizaba todas las noches con el apoyo de una ambulancia.

 

Ese mismo mes la acusaron de torturar a un policía ciudadano en las instalaciones del ayuntamiento.

 

La alcaldesa y su esposo dejaron el municipio tras el ingreso de la UPOEG; ella atendía sus funciones de gobierno desde su teléfono, en otra ciudad, él ya no regresó.

 

La Policía Ciudadana logró su objetivo: el índice delictivo cayó en un 90 por ciento, cedieron los robos, se detuvieron los secuestros, desaparecieron las extorsiones y ya no se registraron asesinatos.

 

 

Sobre el caso:

Acusan a alcaldesa de Juan R. Escudero de violencia contra comunitarios

 

Responsabilizan comunitarios a alcaldesa del homicidio de su chofer

 

Pero el éxito no duró mucho.

 

A finales de 2014, un grupo de comunitarios desconoció al dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, y a principios de 2015 se integraron, ahora como autodefensas, al FUSDEG.

 

Plácido Valerio aseguró que esta acción tenía un trasfondo oscuro: La alcaldesa habría cooptado a los comunitarios disidentes y les habría ofrecido dinero para ayudarla en el trasiego de droga.

 

Incluso aseguró que Petaquillas, Ocotito y Juan R. Escudero se integraron como un corredor del FUSDEG para fortalecer el tráfico de droga del cártel de Los Rojos.

 

El FUSDEG lo negó y en cambio acusó a Plácido Valerio de ser “un político y no un luchador social”, de dar la espalda al pueblo y de lucrar con la Policía Ciudadana.

 

Hoy, la alcaldesa de Juan R. Escudero nuevamente gobierna desde su municipio, pero con la tranquilidad de que el FUSDEG, al cual financia, no realizará acciones en su contra.

 

No hay apoyo a la UPOEG”, sostuvo la alcaldesa en una entrevista en Chilpancingo.

 

No le preocupan las acusaciones que, en su momento, la UPOEG realizó en su contra e incluso no descarta otro espacio en su carrera política.

 

Siempre lo he dicho, estoy abierta a que me investiguen y si no hay alguna investigación concreta es porque no hay nada. Ahorita tengo mucho trabajo siendo presidenta municipal, voy a sentarme con el presidente de mi partido (PAN) para ver qué más puede venir para mí”, declaró Elizabeth Gutiérrez.

 

Las comunidades de Juan R. Escudero a las que antes la UPOEG no permitía el ingreso de la Policía Municipal, hoy son custodiadas por dicha corporación, en coordinación con la autodefensa del FUSDEG.

 

Ahorita la Policía Municipal ya está entrando a los pueblos y el director de la Policía Municipal mantiene comunicación permanente con el comandante del FUSDEG”, informó la alcaldesa.

 

Yo tengo pruebas, la alcaldesa le da dinero al FUSDEG para que pasen la droga por el municipio. Nosotros tenemos todas las pruebas y las vamos a presentar en su momento”, sostiene el dirigente de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio.