MÉXICO, DF, 15 de octubre de 2014.- La esposa de José Luis Abarca, alcalde con licencia del municipio de Iguala, Guerrero; María de los Ángeles Pineda Villa, recibió un amparo para evitar orden de aprehensión, detención, búsqueda y localización tras los hechos violentos el mes de septiembre.

Un juez federal otorgó la suspensión de cualquier mandato judicial en su contra, todo dentro de una demanda de garantías que presentó Pineda Villa el pasado lunes.

Ante el Juzgado Décimo Primero de Distrito de Amparo Penal del Distrito Federal, se le impuso el pago de una garantía de 35 mil pesos para gozar de la protección de la justicia.

Este amparo sólo será válido para protección por delitos no graves, aunque para los de gravedad podría ser investigada, solamente si se comprueba una orden de aprehensión por esa infracción en su contra.

En caso de que se le compruebe alguna relación con delitos graves podría ser capturada y presentada como indiciada.

El Juzgado fijó para el 11 de noviembre a las 9:05 horas la fecha en que deberá llevarse a cabo la audiencia constitucional, a partir de la cual estará en posibilidad de dictar la sentencia del amparo.

La tarde de ayer, el procurador de la República, Jesús Murillo Karam, aseguró que el aún edil con licencia de Iguala, José Luis Abarca y su titular de la policía estatal serán consignados por el delito de delincuencia organizada.

Mientras que María de los Ángeles Pineda no contaba con alguna orden de aprehensión, pero si seguiría bajo investigación.